La madre que hizo algo terrible para curar la homosexualidad de su hijo

 

En la década de 1940, Barbara Daly Baekeland lo tenía prácticamente todo.

Estaba casada con el atractivo y encantador Brooks Baekeland, cuyo abuelo era el químico Leo Baekeland, el inventor de los plásticos.

Era una destacada socialité, había sido nombrada una de las 10 chicas más hermosas de Nueva York y era modelo para prestigiosas revistas como Vogue y Harper's Bazaar. Todo marchaba perfectamente en la vida de Barbara, hasta que, intentó "curar" a su hijo gay haciendo que se acostara con ella (relaciones íntimas), pero es aquí donde las cosas se salieron de control...

todo se convirtió en un infierno para ella



El padre de Barbara se quitó la vida en 1932 cuando ella tenía 10 años. Hizo que pareciera un accidente para que su familia pudiera reclamar el dinero del seguro. Por otro lado, su madre tuvo una crisis nerviosa unos años antes de que ella naciera. Baekeland heredó la genética de su madre, ya que era propensa a un comportamiento errático. Pasaron los años y Barbara se convirtió en una mujer muy atractiva, aprovechando su belleza decidió iniciar su carrera como modelo de Vogue y como aspirante a estrella de Hollywood. Tiempo después, sus contactos la conectaron con Brooks Baekeland, nieto de Leo Baekeland (químico millonario que inventó el papel fotográfico Velox y la baquelita). Brooks afirmó que se terminó casando con Barbara debido a un falso embarazo, ella le dijo que estaba embarazada de él, pero no fue así, sin embargo, en agosto de 1946 traería al mundo a Anthony, su primer hijo.




Tiempo después, su hijo Tony reveló que era gay, no encajaba en el mundo que sus padres habían creado. Barbara Daly Baekeland deseaba desesperadamente que su hijo se casara, así que le trajo prostitutas en un intento de “curar a su hijo de su homosexualidad”. No obstante, las cosas no funcionaron. Con el pasar de los meses, ella y su esposo llevaban una vida pegada al alcohol y a los encuentros íntimos con otras personas (fuera del matrimonio). El matrimonio de Barbara y Brooks estaba destruido. Luego de unas infidelidades, Brooks se divorció de Barbara a mediados de la década de 1960. Barbara Baekeland, se mudó a Londres con su hijo Tony de 21 años. Fue entonces cuando la relación entre Barbara Daly Baekeland y su hijo realmente se disparó de una manera muy extraña.




Ya estando en Londres, Barbara contrató nuevamente a prostitutas para su hijo, pero este se negaba rotundamente a todo, ya no tenía más opciones, es por esto por lo que ella se quiso encargar de la situación. La cuñada de Barbara Daly Baekeland recordó que Barbara dijo: "Sabes, podría hacer que Tony supere su homosexualidad si lo llevara a la cama". Y fue así, Barbara lo obligó a mantener relaciones íntimas con ella constantemente, pero el chico ya se estaba cansando de la situación. Fue así como en 1972, Tony se lanzó hacia su madre con un cuchillo de cocina, un ataque del que ella logró huir. Baekeland no presentó cargos, pero Tony fue a ver a un psiquiatra. El psiquiatra se acercó a Barbara Baekeland y le advirtió que su hijo podría intentar quitarle la vida, él le dijo: “Creo que corres un grave riesgo”. Pero Barbara Baekeland dijo: "No lo hago".

Casi tres semanas después, el 17 de noviembre de 1972, Tony Baekeland hizo exactamente lo que le había advertido su psiquiatra. En su ático de Londres, Tony apuñaló a Barbara en el corazón. Se informa que un detective del caso dijo que cuando apareció la ayuda, Tony estaba totalmente desconectado de lo que había sucedido. De hecho, estaba tranquilamente ordenando comida china por teléfono. Posteriormente, Tony se sometió a un tratamiento intensivo en un hospital psiquiátrico de alta seguridad. Fue liberado el 21 de julio de 1980 gracias a la ayuda de amigos influyentes que llegaron con el estado de su familia, en ese entonces él tenía 30 años. Decidió trasladarse a la casa de su abuela materna de 87 años, esto en la localidad de Nueva York, pero las cosas empeoraron por completo.




LihatTutupKomentar